El primer vehículo con motor de combustión interna de la historia

La historia dice que Karl Benz y G. Daimler fueron los inventores, en diferentes lugares, de los primeros vehículos con motor de combustión interna. El primero investigaba en Mannheim, mientras que el segundo lo hacía en Stuttgart, Alemania.

Ahora bien, se debe señalar que Benz, en 1886, fue el primero en crear un vehículo diseñado para ser impulsado por este motor. Su vehículo tenía tres ruedas, y se llamaba “Benz Patent-Motorwagen”.

Este, además de tres ruedas, tenía carrocería tubular, piñon y dirección cremallera, conectado a un timón; con las ruedas encadenadas al eje frontal. Asimismo, su arranque era eléctrico, y tenía un motor de 4 tiempos transversal, de gasolina o petróleo de combustión refrigerado por agua, que alcanzaba los 13 km/h.

El Benz Patent-Motorwagen se exhibe hoy en el Museo Alemán (Deutsches Museum), en Múnich.

Por su parte, G. Daimler fue el primero en montar un motor en un vehículo de cuatro ruedas, además de ser considerado el inventor del camión. Él se concentraba en la creación de un motor ligero.

Daimler, tenía un motor horizontal que podía ser accionado con gas de carbono o gasolina, con una velocidad de unas 600rpm. Y encargo a un constructor  de carruajes de Stuttgart la construcción de un vehículo de 4 ruedas en el cuál pudiera probarlo. Debido a su forma, el motor fue conocido como “el reloj del abuelo”.

El motor de cilindros de Daimler era refrigerado con agua y desarrollaba 1,5 caballos de vapor.

En el 1900, año de su muerte, su compañía, llamada «Sociedad de motores Daimler», produjo un automóvil y le puso como marca Mercedes y después de fusionarse con la fábrica de Karl Benz, «Benz & Cie», se conoció en el mundo como Mercedes Benz.

Cada una de las invenciones utiliza el conocimiento científico que existe en ese momento. Es por ello que la invención del vehículo de motor no puede atribuirse solo a una persona.

Deja una respuesta