La segunda generación: Chevrolet Impala 1959

La segunda generación del Chevrolet Impala tuvo muchas modificaciones de diseño con respecto a la primera, con un aspecto más moderno y futurista.

Este barco de más de 5 metros, tenía enormes aletas traseras que sobresalían hacia afuera, dándole un estilo similar al Batimovil.

Otro detalle característico fueron sus luces traseras, con forma de ojos de gato, y su carrocería sin puntos ciegos.

Se le agregaron también dos entradas de aire frontales por encima de la rejilla.

Se fabricaron cerca de 500.000 unidades, con modelos descapotables de techo rígido de dos puertas o cuatro puertas, descapotable de dos puertas y sedán de cuatro puertas

En cuanto al motor, salió con tres versiones. Una básica de 6 cilindros en línea, una intermedia V8 de 4.635 c.c y  otro V8 de 5.700 c.c.

Se vendió con dos cajas diferentes, una de tres velocidades y una automática de dos.

Deja un comentario