Kircher Special: Una creación americana

La historia del «Kircher» comienza en la década de 1950 en EE.UU. a partir del trabajo de dos amigos. Estos eran Charles Hughes, físico, y Kurt Kircher, ingeniero automotriz.

Los hombres se conocieron cuando Charles Hughes compró un Jaguar XK120 de Kurt Kircher, y se hicieron amigos rápidamente. Al poco tiempo se encontraban planeando la construcción de su propio automóvil.

Tenían en mente crear un auto deportivo de carreras que pudiera enfrentarse a las máquinas europeas.

Este Roadster se hizo con la suspensión delantera de un Jaguar XK120, suspensión trasera De Dion y diferencial Halibrand y un DOHC Jaguar XK120 de 3.4 litros con transmisión de 4 velocidades.

Charlie Lyons. un estilista de la época, construyó a mano un cuerpo curvilíneo de aluminio, donde la mitad superior se extrae completamente.

La particularidad de este vehículo es que tiene una sola puerta, del lado del pasajero.

A mediados de la década de 1950, el Kircher Special ya no era tan competitivo como antes, dado que los rivales europeos habían mejorado sus vehículos.

Por esta razón, decidieron instalar un motor nuevo y mas potente, el 300 SL del Mercedes Benz Gullwing.

Al motor se le hicieron un serie de mejoras, incluido un árbol de levas de carreras que aumentaba la potencia a más de 240 CV.

En los próximos días se subastará, a través de Bonhams. Estiman que se venderá por entre $ 300,000 y $ 400,000 USD.

Deja un comentario