Ford Mercury y su sedán convertible

El Mercury 8 se lanzó en 1939, con carrocería y mecánica basadas en la del Ford, ya que la marca no podía competir en la gama media, entre otros, contra el Pontiac.

Este nombre, es en honor al dios del comercio de la mitología romana.

Respecto a este sedán convertible, la primera generación, se fabricaron menos de mil unidades, por lo que es un auto difícil de encontrar.

Tenía un motor V8 de cabeza plana, con una cilindrada de 3.9 litros.

Su potencia era de 95 CV, y alcanzaba una velocidad máxima de 145 km/h.

Deja un comentario